RSS Feed
abr 28

La injuria, el insulto, la palabra poética, la realidad: Lacan y la vuelta a la metáfora

Publicado por: Iris M. Zavala el Jueves, abril 28, 2011 en Ensayos, Filosofía


La injuria, el insulto, la palabra poética, la realidad: Lacan y la vuelta a la metáfora
Por Iris M Zavala

… basta con escuchar la poesía, como era sin duda el caso de F. de Saussure, para que se haga escuchar en ella una polifonía y para que todo discurso muestre alinearse sobre los varios pentagramas de una partitura. LACAN

 

Poesía / creación

Comienzo por trazar las líneas de fuga que persigo. Si la poesía es creación de un sujeto que asume un nuevo orden de relación simbólica con el mundo, hemos de repensar en la función del arte en nuestra contemporaneidad. El arte, lo único que nos permite es sublimar y nos conduce, a través del lenguaje, a domesticar al depredador que todos llevamos dentro. La sublimación, el resplandor de la belleza de Antígona; la sublimación es una modalidad de recubrir y, a la vez, de hacer surgir lo real al que el sujeto se confronta. Comienzo citando a Lacan en El deseo y su interpretación (Sem. 6 1958): “el uso de la palabra deseo, la transmisión del término y de la función del deseo en la poesía, es algo que, diría, reencontraremos “après-coup” si llevamos bastante lejos nuestra investigación”. Lo esencial del psicoanálisis lacaniano es recordarnos que el ser procede del lenguaje, de lo simbólico pero de diferentes maneras; el amor inventa el ser, y el odio lo petrifica produciendo silencio. Y, en La psicosis (Sem. 3 1955-56),  afirma: Hay poesía cada vez que un escrito nos introduce en un mundo diferente al nuestro y dándonos la presencia de un ser, de determinada relación fundamental, lo hace nuestro también. La poesía hace que no podamos dudar de la autenticidad de la experiencia de San Juan de la Cruz, ni de Proust, ni de Gerard de Nerval.” Soy consciente de que  remitir a Lacan es quedar expuesto al embate de un entrecruzamiento de temas y de jergas que obligan al lector a un trabajo de descifre -como escribió  Oscar Masotta-. Continúo.

¿Queda lugar hoy para la metáfora, en esta época del capitalismo tardío, cuando la palabra no es fides, y navegamos sin ética, por un mar de letras petrificadas y comercializadas por el marketing, y lo que es peor, cuando las tendencias que dominan la época se encuentran en la realidad virtual de la televisión? ¿Qué hacer hoy con la palabra poética, con las metáforas? Palabra poética entendida como escritura desatada, en prosa o en verso. La poesía no es ni hablar en rima, ni  decir cosas bellas. Se recordará que poesía es poiêsis, creación. En la orientación lacaniana la poesía está más cerca del Witz -el chiste- que del alejandrino. La potencia de provocar dolor, de enfermar, de matar, de curar, es inherente a la palabra. Sin olvidar que el silencio, la injuria, la humillación son formas de violencia, las que asume el malestar en nuestra civilización occidental en nuestra actualidad. Vivimos en la civilización del odio, la competencia, y la agresión, un mundo donde la palabra es insulto, violencia, y una desmetaforización de la palabra que solo apunta a lo real, ¿cómo, pues,  restablecer la palabra poética? Si la escritura es la creación de un sujeto que asume un nuevo orden de relación simbólica con el mundo, es imperioso retomarla… Pero, ¿cómo hacerlo en un mundo despoetizado que va a lo real, a aquel fantasma anterior a las imágenes y las palabras con las cuales pretendemos  capturarlo? Lo real nos trasciende y nos antecede a la vez, y a partir de aquí ya estamos instalados en los dominios de la paradoja.

 

HAGA CLICK AQUI PARA DESCARGAR EL DOCUMENTO Y LEER EN SU TOTALIDAD


Share
jun 20

Las siete plagas y sus paradojas

Publicado por: Iris M. Zavala el Domingo, junio 20, 2010 en Ensayos

Las siete plagas y sus paradojas
Iris M. Zavala

la función del lenguaje no es informar, sino evocar.
-Jacques Lacan

De un libro abierto, que amarga el vientre pero es dulce como la miel en la boca, vienen las profecías que dañan a los paganos, pero no a los fieles, que anuncian el Juicio Final. Como el ángel que grita con gran voz y ruge como un león la batalla final y el juicio universal, hemos de escuchar esas oscuras síntesis, siempre prontas a reconstituirse, que imponen frenos a la interpretación y sostener que cada texto nos invita a “no ceder al deseo”, empleando discurso lacaniano. Es decir, no ceder ese tesoro, objeto indefinible y precioso que desencadena el deseo que es la palabra escrita. No ceder ante la seducción de las palabras y de la interpretación; y aprender a ser como Tiresias, para escuchar ese canto de la literatura que puede emanar tal encantamiento que rivalice con la palabra divina. No hemos de pasar por alto que en el Apocalipsis el ángel trae un libro en su mano, y en el juicio universal se “abren los libros”, y se abre otro libro “que es el libro de la vida”. Allí se juzga a los muertos según sus obras, “según las obras que estaban escritas en los libros”, y algunos fueron arrojados al estanque de fuego que es la “segunda muerte”. Cada libro vive así “entre dos muertes” (adaptando un concepto lacaniano), recubierto con el espesor de de los acontecimientos que narran, de los flujos de intercambios intersubjetivos, de sus arquitecturas conceptuales nunca finalizadas, del “discurso universal”, del lenguaje, de lo que Lacan llama la lengua. El texto es una superficie de inscripciones, lugar de disociación, volumen en perpetuo derrumbamiento; todo impide una visión cerrada y acabada.  Resulta una quimera buscar una unidad sustancial, y un servilismo fatigar su vigor y su inagotable conflicto. Con ese “tesoro de significantes” –rebosante de malentedidos, del sustrato caótico de lo polisemia, de distorsiones–se hace la “letra”–ese soporte material que el discurso concreto toma del lenguaje” (en palabras lacanianas en Escritos).  La letra marca el destino del sujeto que él debe descifrar.

(…)

Para continuar leyendo haga click en la imagen mostrada abajo para que se inicie el descargue  del ensayo en su versión PDF:

Share
jun 13

Epílogo con cautela: No sea incauto y no errará

Publicado por: Iris M. Zavala el Domingo, junio 13, 2010 en Ensayos

Epílogo con cautela: No sea incauto y no  errará
Iris M. Zavala

El ser del hombre no sólo no puede comprenderse sin la locura, sino que no sería el ser del hombre si no llevara en sí la locura como el límite de su libertad.

-Lacan

Inventa la mujer moderna:

¿Qué es Don Quijote? Un grimorio de paradoxas, malentendidos, equivocaciones y sospechas. Pero—pero, solo si por libro entendemos  no solo el modelo para armar de la narrativa moderna, o la destrucción del lenguaje anterior, como el Ulises de Joyce, sino además el texto que nos induce a la sospecha. Es decir…la escritura cervantina, como la de Joyce, equivale a la destrucción de todo el discurso literario anterior. Con ironía destructora,  repasa cada uno de los discursos, de la poesía al pensamiento, a la vida social y el mundo eclesiástico y político y los deconstruye. Deconstruye ideologías mediante la destrucción e irrisión de lo que precede. Empecemos señalando algo sumamente importante para comprender la orientación del pensamiento de Bajtín que nos acerca a Cervamntes: él está interesado en estudiar el real proceso de la comunicación discursiva, punto que lo ubica en un plano prácticamente opuesto al de Saussure.

(…)

Para continuar leyendo haga click en la imagen mostrada abajo para que se inicie el descargue  del ensayo en su versión PDF:

Share
sep 21

“Unamuno y el Otro” y “Unamuno y la verdad como ficción” de la Dra. Iris M. Zavala

Publicado por: James R. Cantre el Lunes, septiembre 21, 2009 en Letra y Pixel

1209712_turning_pagesLetra & Pixel se enorgullece en presentar dos escritos inéditos de la inigualable intelectual puertorriqueña especialista en Miguel de Unamuno, la Dra. Iris M. Zavala, internacionalmente conocida. Gracias a las diligencias del Dr. Marcelino Canino, amigo entrañable de la Dra. Zabala, Letra & Pixel se siente agradecido y de plácemes por tan significativa aportación.

Los dos trabajos  de ella que se publicarán son: “Unamuno y el Otro” y “Unamuno y la verdad como ficción”. El primero será publicado el miércoles 23 de sepiembre y el segundo, el viernes 25 de septiembre de 2009.

James R. Cantre,
Director de Letra y Pixel

Share